sábado, 6 de octubre de 2012

CRÍTICA: SMILEY (2012)




Título: Smiley
Dirigido por: Michael Gallagher
Escrito por: Michael Gallagher, Glasgow Phillips.
Año: USA.
País: 2012
Reparto: Caitlin Gerard, Melanie Papalia, Shane Dawson, Andrew James Allen, Roger.
Género: Horror, Thriller, Slasher, suspense, Misterio.
Valoración: 5,5/10

Sinopsis:  Después de conocer la leyenda urbana en la que se puede invocar a un demente asesino en serie llamado Smiley a través del Internet, Ashley queda mentalmente frágil y no sabe si está perdiendo la cabeza y la leyenda es cierta o si se convertirá en la próxima víctima de Smiley.

CRÍTICA: ¿Quién no se ha deleitado con un slasher?  ¿Quién no ha salido regocijado y sonriendo sin parar de felicidad tras ver un slasher? Creo que la mayoría de nosotros hemos tenido la increíble experiencia de haber visto alguno y difícil se me hace creer que nadie (siendo seguidor o no del género) haya visto siquiera uno siendo que cada año se estrenan unos cuantos, ya sea de bajo o alto presupuesto, cayendo en la tentación de ver uno de los millones que existen. El slasher ese subgénero del cine de horror (y de explotación) que a la hora de pensar en ver una película siempre es la primera opción que tenemos en mente para pasar un rato entretenido. ¿Por qué nos gusta tanto? Porque a nuestras mentes sádicas y enfermas (y que sólo entre nosotros nos entendemos) les gusta ver sangre y cuerpos mutilados hasta por doquier. Sin dudarlo ni una vez estamos antes el subgénero que más nos gusta y del cual algunos crecieron viendo obras indiscutibles como Halloween (1978), Viernes 13 (1980),  Prom Night (1980), Pesadilla en Elm Street (1984) ¿acaso tengo que seguir? Desde el año 2000 en adelante ha sido lamentable tener que ver a este subgénero que tanto adoramos en producciones baratas que lo ridiculizan y lo dejan mal parado. ¿A quien no le gustan los slasher?  A nuestras madres, son las únicas que no lo soportan por la crueldad que muestran (cosas de ellas que no entenderemos nunca). Lo mejor es su principal característica, la presencia de un psicópata que asesina brutalmente a adolescentes y jóvenes que se encuentran fuera de la supervisión de algún adulto, también por sus elementos esenciales y obligatorios como; el sexo explicito, violencia extrema, litros de sangre y un asesino grandote imposible de matar hasta el final.

Este año llega un slasher más a nuestra colección personal titulado “Smiley”, una película que se ha hecho conocida tras tener a un peculiar asesino con una mascara que evoca al simpático emoticono sonriente que a mas de uno a inquietado tras ver el tráiler y póster promocionales. La película está escrita, producida y dirigida por el debutante Michael Gallagher un joven de 24 años caracterizado por dirigir diversos capítulos de series juveniles y más de seis cortometrajes premiados, pero que ninguno está relacionado con el horror. Según las propias palabras de Gallagher rodar “Smiley” ha sido toda una excelente y complicada experiencia de la cual ha sacado un gran aprendizaje que lo ha hecho crecer como persona y director. Con esfuerzo, pasión y arduo trabajo el carismático joven nos presenta hoy “Smiley”  película con la que ha decidido adentrarse nada menos que en el mundo del horror y así dejar huellas para futuros proyectos. La película trata y gira entorno a  Ashley que después de asistir a una fiesta con su amiga Proxy, esa misma noche escucha y aprende sobre una leyenda urbana en la que se puede invocar a un asesino en serie demente llamado Smiley, cuyo rostro es totalmente blanco excepto por la cara siniestra sonriendo tallada por sí mismo, convocada a través de Internet al escribirle tres veces “i did it for the lulz” a través de un chat mundial a la persona que escojas. Mentalmente frágil Ashley es testigo de un asesinato realizado por los chicos con intención de mostrarle a ella que la leyenda es verídica. Horrorizada tras ver lo sucedido, los chicos no tardan en decirle que todo es parte de una broma que se sigue exclusivamente por internet. Pero ahora deberá decidir si está perdiendo la cabeza o está cerca de convertirse en la próxima víctima de Smiley.

Arranca la película y como toda cita que cuenta con una leyenda, la primera escena muestra lo que vendría siendo el primero de los tantos asesinatos que se avecinan como la intención de mostrar al psycho killer y a la primera chica que muere aprovechando de contarnos la historia con detalles acerca del asesino relatada por una niña de doce años para en segundos tras ver sangre, aparece el titulo y así dar comienzo a la trama y personaje principal. Por ahora con tan solo ver siete minutos exactos, todo pinta de maravilla prometiendo ser un slasher con sorpresas grande. Ya sabiendo de que va Gallagher hace la breve introducción de lo personajes partiendo con Ashley una tranquila estudiante universitaria que se muda a la casa su amiga Proxy por la universidad, dejando la casa de su padre y a la vez estando muy lejos de él. Por otro lado Proxy quien tiene una personalidad extrovertida no tarda en encaminar a Ashley por el mal camino invitándola a unas cuantas fiestas, a fumar marihuana y beber hasta quedarse en blanco. En la primera fiesta (tal como puse en la descripción del argumento) es donde a Ahsley le cuentan y muestran la leyenda de asesino llamado Smiley que por lo visto no es mas que un montaje de videos creados por un grupo en la red y así crear un leve trastorno mental en los estudiantes que residen en el mismo vecindario. Surtiendo efecto, Ashley queda trastornada pensado una y otra vez si lo que vio era parte una broma de mal gusto o una terrorífica realidad, dudosa decide junto a Proxy hacerle la broma a un hombre que eligen por el chat, escribiendo tres veces la frase que invoca al temible smiley y uno…dos…tres, sin previo aviso aparece asesinando al sujeto y luego de eso las queda mirando girando su cabeza.

Desde es preciso momento el infierno llega a la vida de nuestra protagonista con un no parar de visiones con el tormentoso smiley. Y es en el desarrollo cuando empezamos a fijarnos que los tiros no van por donde uno pensaba, si señores porque pasando de los veinticinco minutos notamos que todo esa paranoia, alucinaciones y trastorno de si es verdad o no de que la persigue e intente asesinarla, poco a poco se cambia el swicht enfocándose con prioridad en el estado mental de Ashley quedándose  en un thriller psicológico al mas puro estilo de otras cintas como “Afterlife”. Sospechando que la cosa se iba poniendo plana sin salir de las familiares  “¿será que existe?”,“¡Me tienes que ayudar!” , “¡Me quiere matar!” y las interminables escenas en que está horas en la biblioteca haciendo investigaciones que se quedaban en la nada, quité las expectativas que imaginé para verla sin ojo critico y no terminar con gusto amargo. Ya estando cerca del tramo final con todas las cartas puesta sobre la mesa a espera de un milagro inesperado y con la “final girl” lista para ser devorada por el emoticón sonriente, los giros argumentales son liberados para desvelar la duda de nuestra amiga y…..WTF!! Ni que fuera  “Alta Tension” o “A’l interieur”, la vuelta brusca que toma la historia no termina de convencer, por mas que ponía de mi parte tratando de digerir ese final, no podía. Aquellos buenos condimentos a disposición reunidos de un sopetón en la última escena no pegan y el resultado no es satisfactorio, al creer que lo mejor se deja para el último siempre es una estúpida equivocación cliché y eso que el final no es para nada predecible, no lo ves venir. Pero para no darle mas vuelta al asunto, en definitiva el problema está en que no es convincente porque si te dicen algo y luego te lo desmienten ..ufff es algo insólito.

En producciones independientes los directores suelen contratar a chiquillos actores desconocidos, en esta oportunidad no es la excepción Gallagher contó con un reparto mixto en donde hay caras conocidas y otras nuevitas de paquete. Mi punto es que esos actores que están recién comenzando y  sabemos que jamás han tenido experiencia alguna en un set de rodaje, no es la excusa para hacerlo mal porque cuando hay intención, interés y disposición de querer hacer una buena interpretación se logra sin esfuerzo. Aquí la protagonista Caitlin Gerard quien interpreta a Ashley lo hace insoportablemente mal, la sobreactuación que tiene  es tremenda traspasando el límite de lo aceptable. Gerard se quedó en el intento pero no le resulto al no expresar absolutamente nada con su rostro. Melanie Papalia es Proxy la chica fiestera  y rebelde, otra que sobreactuó y la encontré pesada e infumable pero al menos fue un tanto mas aceptable con su desempeño actoral, no a extremos como su compañera. Shane Dawson que por lo investigado supe que se hizo famoso por hacer interesantes videos en youtube, interpreta a Binder el chico tímido que se enamora de la rubia y al cual todos molestan por una mala broma que le jugaron cuando pequeño. Para venir desde youtube no lo hace mal y fue el más creíble de todo el grupo. Los conocidos vendrían siendo el actor Roger Bart (al que hace poco vimos en la estupenda Excision) acá hace de profesor académico pero por minutos nos hace imaginar que puede estar involucrado con la leyenda, dejándonos con el bichito de la duda. Y por ultimo el legendario Keith David (The Thing 1982) un gran actor que tiene una participación muy corta interpretando al relajado detective Diamond que se ríe de la sufrida Ashey.

La atmosfera en que se desarrolla la historia es bastante obvia sin nada especial que resalte y poder destacar, la mayor parte del fin transcurre en las ordenadas y limpias sala de clases, la biblioteca, las distintas casas que muestran transformándose en un error grave para la trama, faltando suciedad en las localizaciones, climax retorcido entre la gente, etc. La ambientación de pueblo perfecto, feliz  y confiable no encaja con lo planteado, cosa que no acostumbramos a ver esa fotografía colorida en este tipo de cintas. Sin abusar en ningún momento de tomas en la oscuridad, sin poder ver nada es un punto a favor logrando a plena luz del día unas pequeñas dosis de tensión y suspense. De sobra estuvieron las excesivas escenas de fiestas que resultaron aburridas sin captar ese clímax fiestero por la gran falta de carisma y presencia de extras. Los efectos especiales son demasiados sencillos  para lo que ya hemos visto, estos resultan simples con cero intención de ser explícitos como deberían, sin convencer por lo que es injustificable los escasos que se vuelve la falta de ellos al estar ante un slasher. El guion resulta completamente inverosímil a medida que Gallagher va sacando a flote pequeños detalles que nos hacen cuestionar todo lo que va sucediendo, perdiendo credibilidad y haciéndose notar la falta de trabajo con el guión y los propios diálogos contradictorios. La banda sonora es típica, nada que no hayamos escuchado antes. No abusaron de la oscuridad pero si abusaron de los tonos altos y de las melodías paranoicas en las escenas cruciales de misterio, provocando que el espectador salte de la cama por la impresión al sonido y no por el contenido de la escena que estamos viendo, recurriendo al conocido susto fácil provocando mas un dolor de cabeza.

En palabras finales, Smiley será comparada sí o sí con Madison County al ser un slasher bastante lento que puso toda a la carne al asador en su tráiler, quedándose absolutamente vacía. Hace uso de todos los tópicos que conocemos y ha sacado con pinzas pequeños guiños sobrenaturales de la grosa “A Nightmare on Elm Street” pero a falta de ideas y revisión de guión no fueron insertados de manera inteligente, transformándola  a ratos en una cinta incoherente e insegura de ella misma. Una película que deja mucho que desear al dejarte esperando para ver el festín sangriento y cuando lo hace, como máximo se logra ver dos gotas de sangre y los asesinatos son contados con los dedos sin pasar de los degollamientos volviéndose sorprendente la escasa violencia y gore. Como sospeche, la excelente mascara que lleva puesta el asesino no se le saca el provecho por su ausencia de aparecer al comienzo y luego fugazmente en los últimos minutos cuando ya era tarde. Lo importante es que su verdadera intención es entretener sin ir mas a fondo con pretensiones serias y gracias a Dios que no fue uno de los tantos fracasos queriendo homenajear a los exitosos films ochenteros. Con un estilo amateur de perfil bajo que llega a ser interesante sin originalidad, lo mas probable que para ustedes termine siendo un slasher que de atractivo se pasa a lo aburrido y rutinario sin emoción, ni dolor alguno en las secuencias mas importantes que de no ser así, hubiesen sido perfectas. Otra película independiente que se quedó en el camino pero que se agradece la intención del principiante Gallagher de querer realizar  un largometraje fresco. Se valora harto su trabajo y para ser su primera incursión como director y guionista, no está para catalogarla como una tomadura de pelo, solo que no es muy recomendable (Como dicen siempre "mucho ruido pocas nueces")   


                                           AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:

12 comentarios:

  1. asi es ... como madison county,lo que mas impresiona de la pelicula es la mascara del asesino!

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad no le encuentro mucho sentido al principio de la película. Por donde se mire no tiene sentido. Y al final, creo que si lo dejan en el punto donde encontramos que son este grupo de jóvenes los que hacen sus fechorías, ahí hasta se hace interesante, me recuerda un poco a las películas de hostal. Pero que por fin aparezca un Smiley real después de que nunca lo fue, eso ya le quita gracia.

    ResponderEliminar
  3. Para mi no es una película de terror, me pareció mas de suspenso. Porque lo único que me daba miedo fue cuando smiley hacia esas entradas. La verdad que la película no tiene sentido, en eso algunos tienen razón. Pero el final me pareció muy feo, no me gusto como termina, si como smiley aparece y les da una lección a esos chicos.

    ResponderEliminar
  4. em bueno ahora voy a ver el trailer la verdad me da miedo ver la pelicula

    ResponderEliminar
  5. En realidad Smiley es real?

    ResponderEliminar
  6. Fue algo raro la verdad,yo acabo de verla...No se me daba un aire a "Los extraños" o como sea que se llame esa pelicula en la que matan a gente y ellos toenen mascaras de chancos,mujer y eso...El tema es que Smiley¿Existe o no?Y la pelicula empieza con la pare que muestran despues,o sea cuando los chicos esos hacen que 'Smiley' mate a la del principio,en ese momento quien era Smiley?Y por que la hermana de la del principio le cuenta quien es 'Smiley'?O sea,no es ella misma?Por que pusieron para que la maten?Tipo que estaba buena la peli y todo pero...MEdia pila.Espero que se entienda lo que dije xD

    ResponderEliminar
  7. entonces ustedes pueden decir que smile es real o no como los creepypastaso los mitos de slenderman o jeff the killer no asi por decirlo entonces smile es real?ono

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 0_0 Suficiente internet por hoy...

      Eliminar
  8. De las mayores mierdas que he visto.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...