sábado, 29 de junio de 2013

PREMIO BLOGUERO: LIEBSTER AWARD

El 23 de Junio "El Extraño Mundo Del Horror" recibió el premio LIEBSTER AWARD otorgado por el excelente nuevo blog de Jose Maria Mera, "Siniestrotecamera37", el cual les recomiendo que  visiten y participen a menudo. A través de un comentario en la crítica de "Stoker" me enteré sobre este gran reconocimiento que se les da a algunos blogs por el esfuerzo que se entregan a estos mismos.




El LIEBSTER AWARD es un premio virtual que permite a bloggers o administradores webs o fan pages de Facebook, valorar el trabajo y esfuerzo de sus compañeros, ayudándolos además a ser más conocidos entre el público. La palabra Liebster significa “querido” en alemán. Este premio nace en el 2010, las reglas son sencillas: contesta 11 preguntas, ofrece el premio a 11 bloggers que realmente te gusten y formularles 11 preguntas. En pocas palabras, una pequeña cadena.

Seguir la cadena consiste en:

   1. Nombrar y agradecer el premio a la persona que te lo concedió.
   2. Responder a once preguntas de la persona que te concedió el premio.
   3. Conceder el premio a once blogs más que te gusten.
   4. Elaborar once preguntas a los blogs que premias.
   5. Informar del premio a cada uno de los premiados.
   6. Visitar los blogs que han sido premiados junto al tuyo.
   7. Para no romper la cadena , evitar mandar el premio al blog que te lo envió.

   Aquí están las preguntas que me formulan:

01: ¿Cuánto tiempo llevas en el mundo blogger?
02: ¿Por qué decidiste crear tu blog?
03: ¿En qué te sueles inspirar para tus posts?
04: ¿Qué te llama más la atención a la hora de leer un post; la imagen o el titulo?
05: ¿Qué música escuchas?
06: ¿Qué prefieres, el cine en casa o en pantalla grande?
07: ¿Cuáles son tu películas preferidas?
08: ¿Cuáles son tus libros o novelas preferidas?
09: ¿Con qué personaje público (solo uno), te gustaría naufragar en una isla desierta?
10: Tres palabras que describan tu personalidad.
11: ¿Cuales son tus aficiones?

Respuestas:

01- En el mundo blogger llevo exactamente 1 año con 1 mes y 3 días.

02- Porque quise comenzar a compartir con lo demás lo que sentía al ver una película del género.

03- Sólo me dejo llevar por el sentimiento que me deja la película que acabo de ver, esa vendría siendo mi inspiración para comenzar a escribir una crítica.

04- Las dos, tanto la imagen como el título me suelen llamar de inmediato la atención para leer un articulo o reseña, ya sea del género o no.

05- Escucho rock y rock alternativo.

06- Creo que no hay nada como el cine en pantalla grande, ver una película en el cine como se debe, es algo tan hermoso que a veces no hay palabras para expresar lo que se siente a veces.

07- Es una pregunta que siempre es demasiado difícil de responder porque no tengo una, si no que varias. Por ahora puedo nombrar las que se me vienen a la cabeza; "Stoker" 2013, "A Perfect Getaway" 2009, "Martyrs" 2008, "Mother's Day" 2010, "The Descent" 2005, entre otras.

08- "Misery" de Stephen King sin dudas.

09- Con mi amada Kiele Sanchez (actriz).

10- Soñador, sociable y directo.

11- Obviamente el cine en general, me fascina leer y escribir, caminar y reflexionar a la vez, compartir siempre una buena conversación, entre otras cosas.


En fin chicos, después de responder esas preguntas llegó la hora de nombrar los 11 para mí, mejores blogs de la red. Los ganadores son; 

01- Nido de Cuervos.
02- La Opinóloga de Terror.
03- Los Que Acechan En El Abismo.
04- El Último Blog a La Izquierda. 
05- Horas de Oscuridad.
06- Una Eternidad Tres Minutos.
07- The Night Of The Horror Movies.
08- Los Criticonos.
09- Noticias de Terror.
10- The Devil Rides Out.
11- Terrorífilo.

Felicitaciones a los ganadores y por supuesto decirles a ustedes mis queridos y fieles lectores que no olviden visitar a estos excelentes 11 blogs. Hago mención especial al foro "Hellbound Hell" que no lo nombro porque no es un blog, si no que un tremendo foro como ya dije antes. Ahí se encuentran de todo sobre el cine de terror, con debates y opiniones muy completos y geniales, al igual que en los blogs que nombré. Para los que  no lo conocen aún, pues visiten el foro y estos blogs de inmediato. Me despido agradeciendo una vez más a Jose Maria Mera quien me otorgó este gran reconocimiento, el LIEBSTER AWARD. Nos leemos en mi próximo post, que tengan un excelente fin de semana.

Por David Abraham Basualdo Silva.

sábado, 15 de junio de 2013

CRÍTICA: STOKER (2013)



Título: Stoker.
Dirigido por: Chan-Wook Park.
Escrito por: Wentworth Miller.
Año: 2013
País: Estados Unidos, Reino Unido.
Reparto: Mia Wasikowska, Nicole Kidman, Matthew Goode.
Género: Drama, Thriller, Suspense, Misterio, Crimen, Horror
Valoración: 8,9/10.

Sinopsis: El prestigioso y adinerado arquitecto Richard Stoker fallece dejando solas a su esposa Evelyn y a su querida hija India. En plenos funerales, hace acto de aparición en la lujosa mansión Charlie Stoker, el hermano de Richard, que ha permanecido muchos años alejado de la familia viajando por el mundo, y que ahora regresa con desconocidas intenciones.

CRÍTICA: La pequeña espera por ver una de las películas más esperadas del 2013 ha terminado, hablo de “Stoker” (A.K.A "Lazos Perversos") película que marca el debut del aclamado director coreano Chan-Wook Park en idioma inglés, cosa que a muchos siempre les preocupa ya que no siempre “estos” debuts suelen ser lo esperado por sus seguidores. Hemos tenido otros casos como el del francés Pascal Laugier que debutó con su obra maestra (para mí) “The Tall Man” o también a Xavier Gens quien lo hizo con la sobrevalorada “The Divide”. Otra cosa a mencionar es que está producida por los hermanos Scott y que la Fox Searhlight también es parte de la producción. En fin, todos conocen muy bien a Chan-Wook Park por haber dirigido la también aclamada película “Old Boy” en el año 2003, confieso (esto será un poco alarmante para algunos) que aún no he visto aquella película de la cual todos hablan maravillas y que hizo que el mundo entero conociera a este director ¿mi excusa?  Bueno, la verdad es que no soy gran seguidor del cine oriental aunque si he visto una que otra como por ejemplo “ColdFish”, película que me pareció un peliculón de aquellos, pero bueno sin irme por otros rumbos y como les estaba comentando, no he visto “Old Boy” por lo tanto antes de ver “Stoker” no conocía como trabajaba y cuál era el estilo que destacaba a este director.

Es cierto que “Stoker” está inmensamente influenciada por el cine del gran Alfred Hitchcock (se los digo yo que sólo he visto tres o cuatro de sus obras) todos los que vean el film se darán cuenta de esto, pero aquello no nos dice absolutamente nada porque a pesar de tener esta y otras tantas influencias de por medio, “Stoker” tiene sello propio por donde se le mire, y con ello, millones de razones para afirmar que es una pieza única donde el mayor punto a favor que tiene es su exquisita  y fina carta de presentación.  Eso es demostrado por Chan-Wook Park con la hermosa escena inicial que monta de manera delicada que mientras avanza se torna seductora escuchando una voz en off decir unas cuantas palabras profundas que entenderemos recién cuando este oscuro camino llegue a su fin. Desde ahí parte la historia de India Stoker, día en que cumple dieciocho años, día en que su padre muere en un extraño accidente y día donde conoce a su tío Charlie, del cual ella no tenía idea de su existencia. La inesperada llegada del tío Charlie vendrá a mover aún más las estructuras de esta familia inestable y junto con eso, saldrán a flote secretos perversos que desatarán una serie de eventos turbios. Ese es el argumento que presenta “Stoker” y Chan-Wook Park permite que este cuento macabro para adultos se defina por el estado de ánimo y el estilo por encima de todo.

A lo largo de este viaje nos encontraremos con un relato inquietante sobre la familia Stoker, donde vas intuyendo que ocultan algo oscuro entrando en un sutil juego que comienza a crearse de a poco y en el cual se nos invita a descubrir los pequeños secretos con varias pistas subliminales que se asoman.  Estas, escondidas en gran parte de los diálogos, escenas, ambiente, en los hechos y hasta en los movimientos y miradas de cada personaje. Las referencias literarias y simbolismo abundan en “Stoker”, puedes pasarte atado en el asiento durante todo el film tratando de averiguar quiénes son realmente estas personas y creo que esa es una de las ideas que se quiere lograr. Como ya dije, todas las pistas están ahí, sólo hay que mirar de cerca prestando  atención a los más mínimos detalles.  Sim embargo esto no quiere decir que “Stoker” sea una caja llena de sorpresas y giros inesperados, sino todo lo contrario. La historia carece bastante de originalidad y factores sorpresas, el juego de adivinanzas es casi nulo pero es fácil agarrarle el hilo aunque la trama sea predecible viendo recién los primeros quince minutos. A pesar de eso, esas carencias pasan completamente desapercibidas gracias a la atmosfera de tensión, erotismo y suspense que mantiene Chan-Wook Park (y que no distrae) durante la hora y cuarenta minutos, incluyendo el encandilamiento  de su inigualable fotografía.

El visionado de “Stoker” es pausado pero jamás aburrido y/o rutinario como para apartar la vista por distracción. Para los seguidores de Chan-Wook Park este será uno de los problemas que más debate tendrá, así como también la estúpida e incoherente expectativa de pensar que estamos frente a la típica película de horror sangrienta o que el director repetirá  otra vez el camino de sus trabajos anteriores. “Stoker” es puro estilo y destila elegancia de principio a fin, es una película de alta calidad donde la producción completa (o mejor dicho la película en sí) es poesía pura, es un espectáculo visual fuerte y despampanante que sonreír mientras la ves, es inevitable. Creo que el estilo oriental de Park se nota a millas de distancia incluso sin tener conocimiento de que él la dirige otorgándole identidad propia y una experiencia fresca e intensa al resto de films del mismo género.  La mezcla intensa de terror psicológico, thriller, tensión y drama doméstico es exquisita, se disfruta satisfactoriamente del clímax sexual, siniestro, gótico, de perversidad y maldad humana. La esencia que complementa a “Stoker” nunca lo veremos en un producto 100% americano y es Chan-Wook Park y su equipo quienes hacen de “Stoker”, un film grande. La mayor parte del público no está preparado para visionar películas como esta, llevándose siempre una decepción que ellos mismos crean.

El mensaje principal del film y que es el centro de la historia que se nos muestra en el desarrollo y desenlace final es la perdida de la inocencia del personaje de India, el cambio de personalidad sublime que podemos ver en su rostro, todo llevado a cabo por su atractivo tío quien finalmente saca la verdad que lleva India. Mensaje que muestra cómo la sangre que muchas veces se lleva es más fuerte al salir a flote y mostrar cual es realmente nuestra naturaleza, nuestra genética que corre por nuestras venas sin poder ocultar quienes somos en realidad, en este caso, el instinto asesino.  Aquel mensaje está perfectamente plasmado ya sea por la dirección de Chan-Wook Park como por las actuaciones del dúo protagonista (dejando fuera a Nicole Kidman). Siendo así inmensamente gratificante estar en manos de un director cuya confianza es tal que nos puede llevar a lugares incómodos, siguiendo con entusiasmo en este viaje sólo para ver a dónde conduce. Escenas como la de India y su tío Charlie tocando el piano a plan luz del día refleja todo lo dicho anteriormente, el como India experimenta su primer encuentro sexual que sin tener contacto físico y sin necesidad de mostrar un desnudo sin sentido, se convierte en una escena cargada de erotismo y sexualidad sin perder jamás la elegancia, ni llegando a la obscenidad barata de mal gusto. 

Tras el recorrido de esta retorcida historia (seguida, intencionadamente, siempre por un estructura bastante abierta narrativamente) ver la maldad en estado puro envuelta en un empaque inocente. Siendo testigo de una realidad humana atemorizante, se llega a un final deliciosamente demente en donde podemos entender aquellas palabras profundas dichas en voz en off por la ya adulta India. Aquella espectacular escena inicial es la misma que cierra el film pero esta vez, con otro sentido, haciéndonos volver exactamente  al comienzo. Notamos que todo lo visto no ha sido más que una especie de flashback  para explicarnos el sentido de la escena inicial/final que resume todo el cambio que India experimentó antes de vestir la fina blusa de su madre, el cinturón de su padre y los zapatos su tío y así, comenzar a vivir su vida como la peculiar persona que es. Un final ambiguo, hermoso, profundo y aterrador, insertado por un silencio donde se escucha el viento y vemos la fría mirada de India con su escopeta en mano. El tratado de varios temas como lo es heredar genes malignos (por decirlo), la perdida de la inocencia y por último, dándonos a entender que a veces, por más que queramos negar u ocultar la realidad, los lazos siempre viene entrelazados de forma natural, por más que estos sean horriblemente malos, dementes y perversos. Es sólo realidad.

Los clichés en “Stoker” son necesarios  para armar un verdadero thriller que a pesar de tener un aire a película hitchcockiana por los guiños encontrados en el guión de los cuales todos hablan, sólo se queda ahí, en un leve “aire”. Sí el director coreano comparte con el maestro Alfred parte de la sofisticación en las formas narrativas, junto con el afán por crear infinitas imágenes exuberantes, maravillosas, que parecen sacadas de un cuento soñado perfecto cumpliendo siempre una función específica. Las deleitables transiciones entre una toma y la siguiente (ninguna forzada) y la milimétrica coreografía visual habla por sí sola, demostrando el inigualable talento que tiene Park Chan-Wook tras las cámaras. Los diversos elementos del film van progresando y tomando sentido si se percibe el mensaje de cada detalle. El resultado obtenido en “Stoker” no es uno de esos psycho thriller que se estrenan hoy en día sin dejar huella y que se quedan estancados en los 80’s, 90’s, que a pesar de sí o sí recordar a films clásicos y teniendo la misma mezcla para comenzar una masa casi idéntica a las de Alfred Hitchcock, “Stoker” tiene sello original, tiene clase y es puro cine de tiempos modernos. El film, con cero pretensión y sólo talento de por medio, provoca que sea un auténtico derroche de calidad envidiable  sin perder su naturaleza, calidad y dotes artísticos.

Es fácil notar que Chan-Wook Park estuvo bastante limitado en varias escenas (teniendo en cuenta lo que puede llegar a ofrecer en su tierra natal) ¿Por qué? Porque está filmada en los EE.UU sin embargo, “Stoker” no resta puntos con la hermosa estética de su violencia light casi dibujada. Escenas como la del sótano; cuando India baja a guardar el helado en el congelador con el vaivén de las lámparas que penden del techo, produce que se fluya un pavor enorme en esa oscuridad fría llena de polvo y telarañas (una de mis favoritas) Me hubiera gustado que la relación formada entre India y su tío Charlie se profundizara más, ya que, tanto la parte técnica como la dirección, pedían con fuerza una relación aún más pervertida, siniestra y retorcida, para hacerla más poderosa y así “Stoker” ser un thriller obra maestra de los tiempos modernos (por supuesto una opinión personal de cero importancia para el resultado de la película). Me impresiona mucho que el guión de este film haya sido escrito por el actor Wentworth Miller (el primero en su carrera como guionista) protagonista de la exitosa serie “Prision Break”. Se debe destacar que Miller tiene talento y que su guión “es bueno”. Interesante también que se haya tardado 8 años en escribirlo y que luego pasara a la black list americana como uno de los mejores no rodados, y donde Chan-Wook Park  lo rescató.

El despliegue técnico y estético es impecable. Visualmente “Stoker” es perfecta de pies a cabeza, la atmósfera y ambientación creada seduce sin mayor esfuerzo, su limpia fotografía es delirante como exquisita. El cuidado trabajo de fotografía de Chung-hoon Chung  (OldBoy) impresiona, el poder y belleza que tiene cada imagen no deja de ser increíble, como una pintura perfecta donde los colores y sus más delicados tonos resaltan de forma natural; desde ese bello verde del jardín hasta el delirante color de cabello de la Kidman, se destacan. Siendo así, todo un fascinante deleite visual en el cual nos queda claro que Park Chan-Wook y Chung-hoon Chung juntos, pueden dominar la industria cinematográfica. Otro punto es la destreza del director con la cámara, los movimientos que van captando los mejores planos y enfoques, transformando una mansión como cualquier otra en un paraíso negro y siniestro. El guión en el único punto aparte, una historia fascinante que funciona pero a su vez, no aporta absolutamente nada nuevo tanto al espectador como a la industria. La banda sonora compuesta por Philip Glass es otro de los puntos fuertes de film, ricas melodías son las que hacen que cada secuencia sea una experiencia cargada de sentimientos. Los efectos de sonidos en esas conversaciones a la hora de la cena y la canción que cierra la escena final, reafirman que “Stoker” es una delicia. 

Nicole Kidman, Mia Wasikowska y Matthew Goode son el trío protagonistas en este cuento de hadas gótico de Park Chan-Wook, pero es la joven actriz australiana Mia Wasikowska quien se roba nuestras miradas y se echa por completo la película al bolsillo. Interpretando magistralmente a la inadaptada y frágil India Sotker que vive en su propio mundo y el cual nos mostrará sin miedo ni vergüenza. Mia clava con su fría e interesante presencia y voz, mantiene siempre burbujeante su personaje con una actuación estelar llena de calidad. El actor Matthew Goode es quien aporta inquietud a la película, sus ojos reflejan una mirada diabólica/sarcástica que sale de pantalla, una mirada de esas que son difíciles de olvidar. Goode consigue adaptarse a su personaje, su actuación es digna de los mayores elogios posibles demostrando que es un actor versátil y con carisma capaz de transmitir con su enigmática sonrisa un montón de sentimientos que no dejarán indiferente a nadie. Y por último Nicole Kidman quien con su potente presencia completa el reparto perfecto. Interpretando a la frustrada y sufrida madre de India, Kidman logra quedarse firme en su personaje pero aun así la poca capacidad que tiene para poder expresar al público lo que actúa, es bastante decepcionante porque sabemos que detrás de tanto botox y capas de maquillaje, hay una gran actriz.

En conclusión, “Stoker”  una película bellísima que involucra sentimientos y emociones encontradas con el espectador, su encantador ritmo pausado quema y da en el blanco sin perder el interés. Una brillante y espeluznante metáfora  sobre los genes y la pérdida de la inocencia. El director coreano Chan-Wook Park debuta magníficamente con una película técnicamente poética que se transforma en uno de los films más apetecibles del 2013. De visionado obligado para cualquier amante del cine, y para los fieles seguidores de este director, pues cuidado con las expectativas porque no será un film a cual están acostumbrados a ver, es mejor tomarse el tiempo para ver esta emocionante experiencia, sin anticipación o expectativa. Se darán cuenta que Park está en su mejor momento y que su última película es; descarada, perversa, escalofriante, espeluznante, sexy, erótica, exquisita, sexual, perturbadora, deliciosa, oscura, demente, esplendida, hermosa, dulce, enferma, retorcida, y así, miles de favorables adjetivos que no me cansaría de mencionar porque “Stoker” lo amerita sin lugar a dudas ¿Qué estás esperando para verla? Sé parte de esta historia agresiva e inquietante que comienza al final y nos lleva en un viaje terrible y espeluznante antes de aterrizar justo donde empezamos, ahora viendo cada detalle a través de un lente diferente. Es jodidamente magistral.

Por: David Abraham Basualdo Silva.

                                                AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:

miércoles, 12 de junio de 2013

CRÍTICA: KILL LIST (2011)



Título: Kill List.
Dirigido por: Ben Wheatley.
Escrito por: Amy Jump, Ben Wheatley.
Año: 2011.
País: Reino Unido.
Género: Thriller, Crimen, Horror, Suspenso, Misterio.
Reparto: Neil Maskell, MyAnna Buring, Harry Simpson.
Valoración: 7,5/10.

Sinopsis: Ocho meses después de un desastroso trabajo en Kiev que le dejó cicatrices físicas y psicológicas, Jay, un ex-soldado convertido en asesino a sueldo, es presionado por su compañero Gal para aceptar una nueva misión. A medida que se adentra en el oscuro e inquietante mundo de su nuevo encargo, el miedo y la paranoia se apoderan de él y le sumergen en el mismísimo corazón de las tinieblas.

CRÍTICA: Fin de semana con mi mamá (Sábado 1 de Junio) y nada menos decidí ver un par de películas -algunas ya vista por mí y otras no- del género con ella. La cosa es que es después de haber pasado un agradable sábado con cuatro películas entre ellas la exquisita y brutal “I Spit On Your Grave” – 2010, llegó un domingo con muchas sorpresas, y de las buenas. Sí mis queridos(as) amigos(as) porque al finalizar el día tras ver tres películas de un tirón, la última que seleccioné para ver fue “Kill List”. Película británica que compré a fines del 2012 (por ahí por Diciembre si mal no recuerdo) y de la cual jamás me interesé en ver hasta ese fin de semana, que después de tener unos pequeños y pesados problemas con la alabada por los fans del género “God Bless America” (sigo sin verla) en su reemplazo elegí “Kill List”. Decirles que no sabía mucho sobre esta película ni siquiera de que trataba, mi poco interés parte por la leve y estúpida confusión de no saber si era un thriller, slasher, drama de crimen etc. Incluso antes de ponerle play decidimos ver el tráiler y tras verlo yo y mi mamá nos quedamos mirando con cara de “esta será media aburrida pero qué más da, a verla!”. Con cero expectativas, sueño y ya adelantándonos de que sería un bodrio para cerrar la noche le pusimos play igual.

Sin muchas intenciones de profundizar y dejando una que otra duda con respecto a sus personajes principales, “Kill List” parte como una película dramática donde nos muestran a un matrimonio con serios problemas de convivencia pero que al pasar los minutos nos vamos enterando de un par de cosas que la transforman en la típica historia criminal digna de una película protagoniza por el mismísimo Denzel Washington o Michael Madsen.  Admito que los primeros 20 minutos fueron de bastante risa al ver la peculiar relación que tiene este matrimonio (que cause risa es algo un tanto extraño pero los ingleses suelen introducir siempre esa chispa en cada una de sus películas y es eso lo que destaca mucho a cada film que nos estregan ya sea del género o no) las peleas de este matrimonio se tornaban bastante tragicómicas. Los infinitos gritos iban y venían, las cosas de la casa salían disparadas por todo lados, sólo faltaba llegar a un par golpes pero al final eso no sucedía y estos terminaban abrazándose como si nada hubiese pasado, he ahí lo “tragicómico” (destaco la fascinante escena de la cena). En fin, pasan los minutos y poco a poco “Kill List” va dejando completamente de lado ese aire dramático para tomar un camino oscuro, grotesco y brutal que se hará difícil y fuerte de ver.

Ben (director) tiene cero problemas a la hora de filmar secuencias sangrientas con una violencia explícita que te hace sentir extremadamente incómodo y con deseos de pasar rápido a la siguiente escena. Sí, porque Ben entrega demasiado realismo y frialdad en sus tomas, su forma de dirigir es magistral y cada escena está acompañada de unos planos jodidamente perfectos y acertados con los cuales logra impactarnos a través de situaciones sencillas que se tornan insoportables y eternas (en el buen sentido, claro). Tampoco quiero que mal interpreten lo que acabo de comentarles, porque en “Kill List” no nos encontraremos con ese típico festín “gore” exagerado y poco creíble que solemos ver en “Hatchet” o “The Texas Chainsaw Massacre” (por nombrar algunas). La visión que no muestra Ben en su película es de una violencia humana, sádica y fría pero por sobre todo, realista a más no poder, consiguiendo transmitir dolor y desesperación en escenas que no son para nada originales pero que Ben las trata con tanta elegancia que el resultado es impresionante y eficaz. Todo al más puro estilo británico que no siempre tenemos la oportunidad de deleitarnos siendo este uno de los tantos aspectos que hacen de “Kill list” una experiencia muy perturbadora.

Otro punto que me gustaría mencionar es que para mí “Kill List” tiene un aire que hace recordar a las películas de los años 70’s y 80’s, sobre todo a la hora de metraje que es cuando notamos que está un tanto influenciada en películas como “The Wicker Man” o la muy amada/odiada “The Blair Wicht Project”. Es más, fueron estas dos películas las que se me vinieron a la cabeza al terminar de ver la película. Pero esto no quiere decir que “Kill List” tenga una historia similar a las películas mencionadas, para nada, Incluso me atrevo a decir que es mucho mejor a estas dos y a tantas otras del mismo estilo. Creo que Ben siempre tuvo sus ideas bastante claras y también de lo que quería conseguir al rodar “Kill List”, dejar al espectador con ciertas dudas y manipulando en todo momento los puntos de vista que cada espectador tiene con el desarrollo que va tomando la historia. Sí, porque cuando creemos que la cinta de Ben no irá más allá de lo que nos ha mostrado, es ahí cuando el guión se torna impredecible y la trama cambia de una historia “crimen/violencia” a una historia “Grotesca/Satánica”. Este no es el único cambio que se produce en la cinta, no porque si “Kill List” comenzó como un drama de crimen violento, Ben hace que termine como un thriller de horror cargado de misterio.

En los 20 minutos que restan de metraje suceden cosas inesperadas que le dan una vuelta de tuerca a la historia que ya nos estábamos acostumbrando ver y  créanme que esto nadie lo esperaba. Una de las cosas que destaca a “Kill List” es precisamente lo mencionado y fue eso lo que me encantó e hizo que ganara infinitos puntos. Mientras que la película avanzaba, esta te sorprende con pequeños detalles que no necesitan  de un gran o exuberante giro para seguir captando tu atención y catalogarla con una cinta “inteligente”, ya que el film de Ben Maskell ya es lo suficientemente  inteligente, astuto y perturbador desde el minuto en que nos muestran esos extraños y brillantes 15 minutos iniciales. El tramo final es sublime, es la guinda de la torta que disfruté y el cual me dejó de muy mal cuerpo; agobiado, desconcertado y hasta angustiado, sí, porque el desenlace de la trama es tan chocante e impactante que nos deja a uno como espectador, en blanco haciéndote sentir el horrible dolor del protagonista y una impotencia tan grande de saber que todo lo que vimos anteriormente ha sido realizado en vano y sin sentido alguno. Este es uno de esos finales que al ser tan cruel e injusto no lo disfrutas del todo y en su lugar te deja inquietado con esa sensación exquisita que pocas veces logras sentir en una película. 

El reparto de “Kill List” es increíble, una auténtica maravilla donde logran actuaciones perfectas, desgarradoras y asombrosas. Todos los personajes están interpretados con mucha pasión y una dedicación absoluta, el nivel de interpretación al que se someten y el realismo por parte de los tres actores principales traspasa la pantalla haciéndote olvidar que estás viendo solo una "película". Su protagonista, el actor Neil Maskell quien interpreta a Jay, se luce con una actuación soberbia, desquiciada y muy perra. Su personaje es complicado de describir porque hablamos de un hombre con una personalidad extraña con frecuentes cambios a lo largo del film, cambios que impactan pasando de ver a un hombre de familia aproblemado a un asesino sin temor ni sentimientos. Por otro lado tenemos al actor Michael Smiley quien interpreta a Gal, el mejor amigo de Jay. Michael también se luce y desde que aparece en pantalla le tomamos un fuerte cariño aportando mucho carisma, su relación con Jay es todo un drama psicológico que se disfruta. Y por último está la actriz MyAnna Buring a quien vimos en “The Descent” 2005, ésta interpreta a Shel la posesiva esposa de Jay. Personalmente pienso que Buring se manda el papelón de toda su carrera hasta ahora, con un personaje potente y especial que cada vez que entra a escena deja la grande.

Su factura técnica no da para destacar y tampoco es algo a lo cual le prestaremos demasiada atención a la hora de visionar la película. Las localizaciones escogidas son decentes muy acorde con la trama y las situaciones que se presentan, al igual que la fotografía que a pesar de no ser la gran cosa está muy cuidada. Si hago una mención especial a la fotografía que se ve en los últimos 20 minutos donde se muestra un ambiente diferente (y más disfrutable) que en su comienzo. En cuanto a efectos especiales no hay, sólo unos excelentes juegos de cámara utilizados en las escenas de mayor violencia que gracias a eso consiguen unos resultados fascinantes inquietando lo suficiente. El guión no es original pero tampoco cuenta con uno de esos argumentos trillados como para predecir la historia a los primeros 15 minutos. Giros no hay pero si cambio de género que hace de este guión; astuto, oscuro y en varias ocasiones, inteligente. La banda sonora me gustó a pesar de no ser memorable, el hecho de no abusar y no utilizar esos pesados “sonidos fuertes” hacen que se gane mi aprecio, incluso hay escenas en donde no hay música y solo podemos oír la respiración de los protagonista y/o también un silencio que acapara a la perfección la tensión que se está mostrando al punto de darle aun más realismo.


En conclusión “Kill List” es una de esas películas que dejan cicatriz para ser siempre recordadas y recomendadas con el pasar de los años, de visionado obligado para todos aquellos amantes de este tipo de películas que personalmente cuesta demasiado catalogarla con un sólo género,  porque al verla te das cuenta que no solo se trata de sustos y sangre fácil, sino que de buen contenido que requiere más de un subgénero logrando un resultado maravilloso. Acá la violencia está más que justiciada no es para nada gratuita como nos lo hace pensar el director en varias ocasiones al evitar profundizar en ciertos aspectos del guión, que aun así, si se le presta la mayor atención nos vamos a dar cuenta que esas ciertas “lagunas” de la trama no son realmente preguntas sin respuestas. En fin, no sé si aquel día andaba muy sensible pero “Kill List” me dejó plop, como dije antes, una pieza genuinamente aterradora, extremadamente perturbadora y cruda. Jamás se me pasó por la cabeza que me iba a dejar mal tanto física como psicológicamente, una espectacular sorpresa que se lleva el enorme reconocimiento como una de las mejores películas del 2012. Ahora me doy cuenta que a veces las mayores sorpresas del cine están donde menos lo pensamos y “Kill List” es sin lugar a dudas uno de los mejores films británicos que he visto. Ahora a Ben Wheatley le sigo los pasos y me voy rajado a ver su nueva película, la comedia negra "Sightseer" recomendada por mi querida amiga Misterror.

PD: Kill List es una película que no TODOS sabrán entender ni llevarle el ritmo a lo que nos desea mostrar su director, pocos son los que la entienden por lo que no doy por hecho que después de leer esta crítica sientan lo que sentí yo (para lo que no la han visto, claro).

                                         AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:

miércoles, 8 de mayo de 2013

CRÍTICA: CRUSH (2013).




Título: Crush.
Dirigido por: Malik Bader.
Escrito por: Sonny Mallhi.
Año: 2013
País: Estados Unidos.
Reparto: Lucas Till, Sarah Bolger, Crystal Reed.
Género: Thriller, Crimen, Suspense, drama.
Valoración: 6,5/10.

Sinopsis: Scott (Lucas Till), un atleta de secundaria se convierte en el foco una admiradora secreta Bess (Crystal Reed) y pronto descubre que la inocente obsesión de esta fan, puede convertirse en peligrosa y mortal.

CRÍTICA: Es simplemente hermoso cuando ves una película dispuesto a sólo pasar un buen rato sin expectativa alguna y al final te acabas encontrando con la sorpresa del año. Pocas veces me ha sucedido esto de ver una película de la cual no sé absolutamente nada de ella, en este caso ni siquiera conocía el póster con el cual estaba siendo vendida (a todo esto para los que no la ha visto ni se les ocurra ver aquél estúpido tráiler que es un TREMENDO spoiler con mayúscula y arruinaría la película completa.) Me la encontré el sábado pasado por ahí y me llamó de inmediato la atención cuando leí que pertenecía al género thriller (ustedes que me conocen ya saben que amo los thrillers) entonces leyendo eso a los pocos minutos ya la tenía en mi manos. Y no fue hasta ayer martes a las 1:50 de la madrugada que me dio por ver una película para distraerme y elegí nada menos que “Crush”, película que recién salió del horno este año y será todo un rico y sorpresivo bombón para todos aquellos que se deleitan con este tipo de cintas.

Dirigida por el desconocido Malik Bader  quién en el año 2006 dirigió la elogiada “Street Thief”, hoy regresa para dirigir su segundo largometraje, esta vez centrándose en un thriller psicológico de suspenso al mas puro estilo de todas aquellas películas de los 80’s y 90’s. Sí, porque si se dan el tiempo de leer su argumento para informarse de que va la historia, es para decir un gran NEXT con la peor cara, salir corriendo miles de kilómetros y sin intención alguna de pensar en darle una oportunidad para visionarla. Si han visto las ya de culto (para mí) “Fatal Atracción”, “The Hand That Rock The Cradle”, o las descafeinadas estrenadas hace poco como  “The Roommate” y “Obsessed” entre muchas otras (ustedes saben que la lista en este género es infinitamente larga) “Crush” no es más que otra cinta para agregar a la lista de las películas que su argumento principal es “La obsesión”. Pero antes de que digan Next, permítanme POR FAVOR hacerles saber por qué a “Crush” la denomino como “LA GRAN SORPRESA DE ESTE AÑO”.

“Crush” que en español vendría siendo algo como “Enamoramiento”, comienza su espectáculo con una escena inicial tal dulce e infantil que a minutos Bader le da una vuelta convirtiéndola en una escena infantil chocante y por qué no decirlo, enferma (tal cual lo hizo Fede Álvarez con su exquisito remake “Evil Dead” 2013). Luego nos tiran el título y lo único que pensamos en ese momento es si Malik Bader logrará mantener ese increíble interés inicial en el resto de su película. La repuesta a mi pregunta se iba acercando poco a poco mientras pasaban los minutos y la cinta  mantenía de manera sublime mi atención, y es que “Crush”  tiene ese “algo” especial que la hace completamente diferente a sus compañeras. Lo que me gustó fue la presentación de cada personaje y de la historia en general, Bader no pierde el tiempo mostrando cosas que no nos interesan y que al pasar los minutos olvidaremos de manera fácil. Todo lo contrario, Bader aprovecha al máximo sus 93 minutos haciendo que cada escena resulte “completa”.

Uno de sus puntos a su favor es que todos los personajes que aparecen son protagonistas y tienen la misma importancia, eso lo encontré genial porque no sólo se centra en la historia de la chica psycho obsesionada con el guaperas de la escuela, sí que no cada personaje por más mínimo que parezca tiene su propia historia la cual Bader nos la hace saber sin dejar a personajes “vacíos” en su película. Eso tiene mérito. Lo otro que atrae es su contenido psicológico, hay escenas donde los protagonistas de juntan y se crea un clímax extremadamente incómodo haciendo que uno como espectador quiera que se pase luego a la siguiente escena para salir de esa tan efectiva y rica incomodidad mostrada en escenas tan sencillas y simples (la escena en donde la psycho y el guaperas se topan y comparten su música… uff es de lo que hablo). El suspense y la tensión no se pierde, aquí no hay necesidad de tomas en la oscuridad o en un granero abandonado para crear la tensión que logra Bader en una cinta que está rodada en 80% a luz del día.

A 45 minutos de metraje Bader empieza a jugar de forma astuta haciéndonos pensar que ya estaba todo descubierto y que lo que restaba del film no sería más que relleno  aburrido para finalizar. En el momento en que ya se había descubierto todo quedé plop y me pregunté ¿Qué mierda? ¿Eso es todo? ¿Qué sucederá con los otros 50 minutos que quedan? Preguntas que a la hora exacta de metraje Bader me cierra la boca  por completo y me deja de culo tirado en suelo porque al parecer nada es lo que parece señoras y señores no no NO, Malik Bader nos mira la cara de tontos y nos engaña durante una hora de tal manera que puedo decir que es magistral. Yo ni en sueños me imaginé que esta historia tendría un giro tan inesperado, la verdad que nunca se me pasó por la mente. La cartita bajo la manga que tenía este caballero para cerrar su película te deja pidiendo agüita. No deja calvos suelto y con una explicación de menos de 1 minutos Bader logra en grande dejar todas las cartas puesta sobre la mesa sin dudas ni preguntas detestables.

Sí hay una cosa de la cual me gustaría mencionar que no es un reclamo, mas bien una pequeña sugerencia con respecto al tramo final. Creo que toda esa exquisita fuerza que logró acumular Bader durante esos disfrutables  y tensos ochenta minutos era para sacarle el jugo a los 20 minutos que restaban con un final súper “gory y psycho”  pero el señor director opta por un final “teen” algo alocado y feliz, que “en partes” te deja satisfecho pero es inevitable no quedar pidiendo más (me refiero a algo más sádico) Para mí Bader le dio un nuevo giro y sabor a las películas con temática de “obsesión” sí amigos porque al yo menos jamás me había llevado una sorpresa en una película con esta trama,  siempre terminas sabiendo el desenlace pero en “Crush” es diferente, crees saberte todo pero a la vez no sabes nada. Bader sabe jugar y es ahí donde hay que prestar mucha atención, a la hora ver la película te hace pensar cuan astuto eres y para los que siempre están atento a cada detalle por más mínimo que este sea.

Admito que como thriller esperaba una que otra feroz escena sangrienta para dejar a mis sádicos ojos satisfechos pero no, con suerte se muestran cinco gotas de sangre PERO ¡ojo! No es esto un punto negativo o algo por estilo porque yo esperaba sangre pero jamás la terminé pidiendo o extrañando ¿Se entiende? En pocas palabras, hablo de que sangre no hubo y tampoco hizo falta para atraparnos y entretener. La escenas de muerte (que son sólo dos) son acertadas y logradas con el desarrollo que va tomando la historia a medida que las cosas se van saliendo de control, eso sí, tengo por seguro que a más de alguno se les harán muy sosas diciendo que son para público adolescente principiante (ahí yo no me meto porque es cosa de cada uno) Aunque creo que debo dejar de antemano en claro que el punto de Bader nunca fue realizar el típico thriller psicológico sangriento que termina patas arriba, porque a pesar de haber escogido una de las historias más usadas y trilladas en el cine, su magia está en el tipo de tomas y dirección que entregó.

En el reparto tenemos a todo un clan de adolescentes cachondos perfectos para la película.  Por un lado está la hermosa Sarah Bolger a quien vimos en la descafeinada “The Moth Diaries” 2011, aquí Bolger interpreta a Jules la mejor amiga y “supuestamente” novia del protagonista. Como siempre Bolger muy correcta en su papel, aunque creo que esta vendría siendo una de sus mejores actuaciones. Por otro lado tenemos a Lucas Till quien es Scott, el chico acosado quien sufre bastante sobre todo al final en la parte del sótano. No sé si este chico habrá actuado en otra del género (recuerdo haberlo visto en Hannah Montana: La película, lo sé una niñería tremenda) pero acá lo hizo bastante bien y su actuación es bastante creíble y realista, en pocas palabras Till se destaca. También está Crystal Red quien es Bess la chica psycho obsesionada al máximo con Scott, admito que me gustó bastante su actuación y su personaje. Valoro siempre a toda actriz o actor que interprete un personaje  con “problemas mentales” y Crystal lo hace excelente.

En el lado técnico creo que no hay mucho que mencionar, su factura técnica no es muy destacable que digamos ya que las locaciones son bastante normales, la ambientación está lograda pero es algo que también hemos visto en este tipo de cintas y siempre nos resulta familiar. Si destaco la dirección de Malik Bader, su trabajo detrás de cámara es genial y la manera en que dirige a sus actores en cada plano de las tomas realizadas es muy atractivo peto también tan interesante como elegante e inteligente. El guión carece mucho de originalidad, basta con leer el argumento  para darse cuenta pero si es lo suficientemente inteligente, astuto y eficaz para hacer que se le preste atención a la película y su resultado sea satisfactorio. En cuanto efectos especiales no hay absolutamente nada de que hablar porque no los hay. La banda sonora me encantó, la música compuesta por Ryan Wilmott es perfecta en transmitir la locura, emoción y sentimientos que se llevan a cabo en cada escena. Hago mención la tema que suena en los créditos, muy pero muy acertado para cerrar la cinta.

En conclusión, “Crush” es una teen horror movie que está dirigida obviamente para público adolescente pero que puede perfectamente ser visionada por viejos zorros cinéfilos (en este caso todos nosotros). No llegará a los Oscar y tampoco será recordada por años por ningún fan del género pero sí se puede pasar una agradable y entretenida hora y media con esta película de la cual se puede debatir y obviamente añadir a nuestra querida colección, eso es algo tiene que pasar sí o sí. El segundo film de Malik Bader merece reconocimiento y logra a más no poder lo que  “The Roommate” no logró hace dos años atrás. “Crush” requiere de mucha atención a la hora de su visionado y como ya les mencioné al comenzar la crítica, si quieren pasarla bien y llevarse la “sorpresa” que yo me llevé con ese giro genial, entonces ni se les ocurra ver el tráiler y ni tampoco, imágenes y pósters pueden llevarse un spoiler gigante (de ser así, la película resultaría otra cosa) mejor no averigüen nada sólo véanla. En fin, por todo esto y mucho más es que “Crush” (para mí)  es “LA GRAN SORPRESA DEL AÑO”.

PD: A la hora de buscar no se confundan, hay una película que se llama exactamente igual y que tiene la misma trama pero es un poco más sexual y muy aburrida. Hablo de “Crush” que se estrenó en el 2009 y que les aseguro que no la querrán ver.  Cuando busquen pongan “Crush” 2013, no vaya a ser cosa que vean la película equivocada  y luego me traten de loco. Dicho eso me despido chicos y espero pronto sus comentarios con respecto a esta película.

                                AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER (PERO NO LO VEAN):

domingo, 21 de abril de 2013

CRÍTICA: "EVIL DEAD" (REMAKE - 2013)




Título: Evil Dead
Dirigido por: Federico Álvarez.
Escrito por: Federico Álavarez, Diablo Cody, Sam Raimi, Rodo Sayagues.
Año: 2013
País: Estados Unidos.
Reparto: Jane levy, Shiloh Fernandez, Lou Taylor Pucci, Jessica Lucas, Elizabeth Blackmore.
Género: Horror, Thriller, Gore, Terror.
Valoración: 9,5/10.

CRÍTICA: Primero que nada, por fin la horrible espera de dos años se acaba de terminar el pasado Jueves 18 de Abril. Decir que estaba como un perro desesperado por ver "Evil Dead" es muy poco pero muy POCO, créanme cuando lo digo. Ahora sin más, después de haber digerido muy bien la cinta durante estos 3 días y decirle a medio mundo que al fin visioné la película que más he esperado en toda mi jodida vida puedo compartir con ustedes queridos amigos mi opinión al respecto. Lo primero que diré es que aún estoy perplejo por la experiencia que viví ya que es un tanto inexplicable porque esta cinta está tan cargada de lo que uno siempre espera veral que te deja en un estado de shock y confusión total. Y sucede que las altas expectativas que tenía con este remake eran más que altísimas (también decir eso es poco) no se imaginan las veces que vi el teaser tráiler y el tráiler oficial, las veces que me imaginé como sería cada una de las escenas mostradas en esos dos minutos, las veces que pensé como sería estar sentado en el cine con mis ricas palomitas y gaseosa. Y cuando este Jueves me fui al cine, con honestidad no sabía exactamente lo que iba sentir al verla porque de que estaba emocionado, lo estaba pero tenía ese pequeño miedo de que me llevara a la decepción como ya me ha ocurrido en mas de una ocasión después de esperar tanto un film. Pero bueno la gran pregunta es ¿Cumplió Evil Dead todas mis expectativas? ¿Ha valido la pena los dos años de espera? ¿Es una de las experiencias más aterradoras que he vivido? Pues eso se los responderé a continuación.

“Evil Dead” es una de esas extrañas cintas que por alguna razón muy coherente (para mí) se meten en mi cabeza y de ahí no sale mas hasta llegar al punto de obsesionarme, ser muy fastidioso y estresante hablando, comentando y pensando en ella. Bueno, tampoco es algo tan tan tan raro ya que estamos hablando de una película que es un remake de un clásico en el cine de horror y que gracias a ello tiene toda la atención que hoy acapara hasta las masas. Y ya que estamos hablando de un remake me voy a sincerar diciéndoles que no había visto ni me interesaba mucho ver la original (no me juzguen por eso chic@s) pero hubo un momento en el que me dije a mi mismo ¿David, cómo vas a criticar el remake sin antes ver la original? Gran pregunta ¿no?  Sin dejar a un lado que también se me pasó por la mente que al ser uno de los clásicos con mayor referencia en el género, si no veía la de Raimi antes de ver este remake no seguiría siendo verdadero fan del horror. Entonces para que no pensaran eso hace unas tres semanas atrás me vi este elogiado clásico y puedo decir ahora sin miedo que no fue lo que esperaba porque no me voló la cabeza al punto de tirar cohetes por el cielo como comentaban algunos, ni tampoco fue una decepción total para echar al olvido, simplemente no fue para tanta parafernalia como escuché y leí por años (aunque pienso y no sé qué hubiera pasado si la hubiese visto hace unos 7 años atrás).

Pero no estoy para hablar de la original si no que de su tan esperado remake así que me voy a dejar de historias absurdas y me voy a lo que a ustedes les interesa aunque no sé muy bien por dónde y cómo comenzar, pero que salga lo que salga como siempre. Sólo sé que con las luces apagadas, poca gente en la sala, ambiente tranquilo, yo dispuesto a entregarme por completo ante este show y con un silencio que inquietaba a toda la audiencia (me incluyo en eso, of course) comenzó la película. Ante todo decir que personalmente creo que como remake no funciona en lo absoluto, sé que muchos fans de la trilogía se verán sumamente decepcionados a la hora de ir al cine y esperar escenas y personajes de la cinta de 1987 ya que muchas de las cosas esenciales que hacen de la cinta de Raimi "especial", éste remake no las tiene. Como les decía, no tiene nada que ver con la original a no ser por parte de su argumento que vendría siendo sólo la idea principal; el libro de los muertos y los demonios que se liberan al leer éste mismo, de ahí a otra cosa, nada más. Si funciona a la perfección como otra película de horror más a nuestra colección, es mas, creo que para la nueva generación que no tienen idea de la cinta dirigida por Raimi, es la mejor opción para conocer y ver una de las ideas más interesantes, entretenidas y macabras en una película del género. Y ojo que pensándolo bien (y sé que mucho estarán de acuerdo) en vez de haberla vendido como remake, lo hubiesen hecho como un reboot porque a mi parecer eso es lo que es sin lugar a dudas. 

Ahora voy a partir comentando lo malo. Sí, porque no por ser una de películas que más esperaba no va a tener fallos o puntos negativos, lamentablemente ésta los tiene y no puedo hacerme el tonto de dejarlos pasar y no comentarlos, por lo que voy a a partir con lo más negativo o mejor dicho con lo que no termina de convencer. Primero que nada, la otra parte del argumento es algo de lo cual se ha hablado demasiado y uno como gran cinéfilo y seguidor del género tenemos claro que éste es bastante flojo, simple, trillado y nada del otro mundo. Creo que eso de “chica drogadicta va a una cabaña a desintoxicarse con su grupo de amigos” está más que visto y tomarlo para una película de hoy en día es tomar el camino más fácil (mediocridad) sin tener intenciones de al menos crear algo más original e innovador para nosotros como espectador. Lo triste es que Fede Alvarez (director) y los otros tres miembros encargados de escribir el guión no se inmutan en sacarle siquiera un poco más de provecho a la historia, cosa que este argumento (que ya es lo bastante pobre) merecía y pedía a gritos una buena e inteligente sacada de provecho. De haber sucedido eso, creo que hubiésemos hallado ese toque “innovador” del cual les hablo. Y es que al pasar los primeros 20 minutos no se pasa del tema de la droga y se torna muy forzado para llegar a la situación “infernal”.

Evil Dead toma una de los guiños más usado en este tipo de género, hablo sobre comenzar una cinta con una escena llamativa y luego dejarla sin término para retomarla a mitad de camino. Es así como comienza “Evil Dead”, de inmediato con una escena de apertura “en partes” simplona (argumentalmente hablando) pero lo suficientemente brutal  e impactante en el aspecto visual para dejarnos pidiendo litros de agüita queriendo ver más y más sin mucha paciencia. Y como es de esperarse después de una entrada súper jugosa se pasa a la descafeinada pero no poco interesante introducción de personajes donde nos presentan sin mayor esfuerzo a las cinco víctimas para conocerlas un poquito pero muy poquito sin intención alguna de profundizar, lo que es una pena porque si hubiesen profundizado en ellos lo necesario (siendo que con 20 minutos lo podían hacer de sobra) se hubiese logrado una conexión aún más fuerte de la que se obtuvo con cada uno de estos jovencillos a la hora de lo "intenso". Junto con toda esa incompleta presentación de personajes nos plantean la “razón” por la que este grupo de amigos va a esta cabaña (de lo que hablé hace unos minutos atrás) y ya pasado todo eso entran a escena los demonios y es ahí cuando nos olvidamos por completo de todo lo visto antes y nos enfocamos a más no poder en el espectáculo diabólico y bizarro que nos entrega Álvarez.

Para muchos de lo que pensaron que el tráiler mostraba lo mejor y que a la hora de verla la cinta poco y nada nuevo íbamos a ver, pues queridísimos amig@s mí@s déjenme decirles que todos aquellos estaban muy equivocados (e incluido yo que alguna vez también se me pasó por la mente)  Es en el momento de estar sentado en el cine viendo casi ya 40 minutos de metraje cuando te das cuenta que la película es y será realmente un no parar de emociones extremadamente violentas y fuertes y que tiene mucho más por mostrar y sorprendernos. Eso Alvarez lo demuestra con la primera escena potente que logra producir en uno un asco tremendo que se disfruta con mucha euforia, y desde ahí los demonios liberados por el curioso profesor Eric se toman con mucha autoridad la cabaña; la sangre y las extremidades cortadas brillarán con un rojo que te hará poner los pelos de punta, tanto así se apoderarán de la pantalla que te harán correr SÍ O SÍ la mirada hacía el suelo con un risa placentera de pura satisfacción al ver que esto no es mas que un sube y baja de emociones donde serás testigo de las aberraciones más macabras que se han visto en el cine de los últimos años. El realismo y la intensidad que introduce Álvarez en cada escena (que en eso están incluidas las actuaciones y el maquillaje con sus efectos) hacen que Evil Dead resulte hacerte sentir dolor y sufrimiento cuando uno de los protagonistas se está haciendo daño.

La cinta a sus ya 40 minutos de duración consigue aún más atención e interés por saber qué más horroroso y delirante nos tiene preparado Álvarez, si por lo visto hasta el momento  hemos creído ya haber visto los peores y más desquiciados acontecimientos (personalmente sin siquiera llegar a la hora de metraje  yo me daba más que por satisfecho y pagado con todo lo que me había entregado Fede, y para que eso suceda imagínense como será) El suspenso, la tensión y el impacto son factores que no desaparecen siquiera en un mísero segundo de tiempo, todo lo contrario. Éstos están presente desde  el  momento en que el libro es sacado a flote, y que mejor que recordarlo con una de las escenas magistrales y mejores logradas de todo el metraje que sin duda dará mucho que hablar y que a más de alguno les incomodará hasta a arrugar la cara y apretarse las mejillas de los nervios y dolor. Hablo de la escena del vomito de sangre y del baño en donde unos de las féminas (en este caso hablo de la hermosa Jessica Lucas) se está haciendo daño estando ya poseída por uno de los demonios.  Es ahí donde Evil Dead demuestra que es, e intenta ser un producto serio y oscuro sin intenciones de ser una copia exacta de la original, con unas sutiles pero muy sublimes vueltas de tuerca a la historia en sí y a cada una de las escenas míticas que los fans conocen de la cinta de 1987, haciéndonos entender que los que estamos viendo no es más que un espectacular homenaje a “The Evil Dead” 1987 del respetable Sam Raimi.

Ya en el tramo final se ve absolutamente de todo los poseídos hacen de las suyas con ellos mismos de una forma increíblemente perra - POSIBLE SPOILER- lengua cortada en dos con un cutter (delirante), una pistola de clavos que es usada sádicamente (salvaje), quemaduras de segundo grado (macabro), un beso lésbico sangriento (retorcido), brazos cortados por un corta-carne y otro que es echado a volar de un sólo escopetazo (enfermizo), una mejilla cortada con un pedazo de vidrio (alucinante), dedos rebanados  y puñaladas (doloroso) y ufff mucho pero mucho más - FIN SPOILER. Y aunque no me lo crean eso no es todo, no señores porque si todo lo anterior ya es de lo más retorcido, grotesco y enfermo, el final es simplemente para flipar (como dirían mis amigos españoles) de forma única hasta delirar y ver burritos verdes en el cielo. Álvarez saca su última carta que tiene bajo la manga y la lanza a la parrilla para cerrar su película con una secuencia que nos llega a revolucionar enteritos con ganas de sacar la lengua lamer la pantalla y darle gracias a este hombre por entregarnos pedazo de cinta y pedazo de final. Lo que hace su protagonista es de no creer, la forma en que actúa y transmite toda esa angustia e impotencia al público tras todos los horribles acontecimientos sucedidos en la cabaña, es...... magistral. Es para sacarse el sombrero y no decir ni pio hasta retirarte y llegar a casa. Esos últimos diez minutos de metraje no dan respiro y te dejan pegado a la butaca del cine sin tiempo siquiera para parpadear o acomodar el culo del asiento.

Ahora adentrémonos un poco en su factura técnica que merece reconocimientos e infinitos elogios. Mencionar su excelente puesta en escena que brilla a metros de distancia y es uno de los puntos fuertes del film al igual que su ambientación que consigue con elegancia un clímax siniestro, frío y aterrador que no se desvanece hasta que salen los créditos. Toda la localización elegida es acertada para cada escena  y a pesar de que toda la película transcurre en la cabaña ésta jamás se torna repetida y cansadora de ver. Del guión no hay mucho que decir, bastante pobre y vacío. Recuerdo que Álvarez en una entrevista dijo que había cero uso de CGI en su película, eso es cierto en un 90% porque hay uso de CGI pero sólo en pequeños detalles de terminación como lo son algunas secuencias; la del fuego, parte de las secuencia de la mejilla cortada, entre otras. Lo demás está todo hecho al 100% a la antigua usanza, lo que es más que destacable apreciar durante todo el film el arduo trabajo y esfuerzo de todo el equipo encargado del maquillaje y los increíbles efectos artesanales (sólo fíjense lo que consigue la grotesca pero fantástica escena en la que Natalie se corta el brazo con el corta-carne, el efecto es maravilloso y su resultado... enfermo y brutal).  La banda sonora que está compuesta originalmente por el español Rogue Baños es un tanto peculiar, cada pista acompaña a pasos cercanos toda la acción pero a veces esos altos tonos de piano y violines resultaban un poco exagerado para algunas escenas que no necesitaban de sonido alguno.

Y por último hablar el reparto de actores. Nunca me había interesado tanto por un reparto de una película de horror, como lo hice con éste. Sinceramente no sé qué tienen pero  antes de que se estrenara la película ya les había tomado mucho cariño. En fin, de protagonistas tenemos a  la casi novata actriz Jane Levy quien brilla como la nueva ASH en el papel de Mia, la joven drogadicta que se verá envuelta en una situación horripilante y que es la más afectada a la hora de ser poseída. Levy se roba la pantalla pero sin dudas lo hace increíble como poseída, incluso mucho mejor a cuando no lo está (se rumorea que llegará a los Oscar). Junto a ella la acompaña el actor Shiloh Fernandez (“DeadGirl”) el joven David hermano de Mia que tendrá que enfrentarse a sus miedos dejando a un lado su cobardía para salvar a su hermana de las garras de los demonios (Se decía que él sería el Nuevo Ash pero eso es una mentira, ni siquiera coge la motosierra durante todo el metraje) Correcto en su papel aunque en momentos la falta de interés por su personaje era bastante notoria. Por otra parte tenemos a los dos actores secundarios que acompañan a los hermanos, comienzo por Lou Taylor Pucci  (“Carriers”) quien es Eric el profesor que queda encantando con el libro de los muertos y el culpable de liberar a los demonios. Pucci como siempre un genial actor conocido en el género y uff sufre demasiado en esta película. Agradable de ver pero ya cansa  un poco verlo siempre en el mismo papel del tipo “nerd”.

Quien acompaña a Pucci como su pareja secundaria es nada menos que otra vieja conocida de la casa, hablo de la despampanante Jessica Lucas (“Cloverfield”, “Amusement”) quien interpreta a Olivia la enfermera, mejor amiga de Mia, David y Eric. Lucas actúa con bastante realismo sobre todo en las escenas de más fuerte contenido, su personaje a pesar de ser secundario tiene mucha importancia en la trama y a lo largo es ésta deja a su paso una serie de eventos que dejan mucho que desear. Su nombre y su muerte serán bastante recordados. Por último tenemos a la desconocida actriz Elizabeth Blackmore (éste sería su primer largometraje) quien es Natalie la novia de David. Esta chica resultó ser toda una grata sorpresa, su actuación estuvo muy correcta aunque a veces un POCO sobreactuada pero eso no le quita ningún mérito. Su papel es bastante pequeño y su participación pasa casi desapercibida pero créanme que en las escenas que aparece son una de las más gore y perras del film. En resumen, estos cinco jóvenes actores han sido los indicados para actuar en esta nueva “Evil Dead”. Estos nuevos poseídos tienen su propio carisma y toque único que los destaca. Sus personajes siempre serán recordados con mucho cariño; Mia la patética y desquiciada poseída. David el hermano cobarde y supuesto nuevo “Ash”. Eric el curioso profesor nerd culpable de liberar a los demonios. Olivia la enfermera de la gran mejilla cortada, y Natalie la chica que se corta su propio brazo y se clava clavos en su cara. 

En conclusión, “Evil Dead” remake 2013 resulta ser todo un verdadero orgasmo de horror extremadamente exquisito, brutal, maravillo, inquietante, increíble, sádico, enfermizo, loco, alucinante, delirante, gamberro y unos cuantos adjetivos más que podría estar un buen rato nombrando. Para todos amantes del género no decepcionará y es de un visionado obligado. Un supuesto “remake” que no supera pero si logra con esfuerzo estar a la altura de la original sin tener necesidad de copiarle absolutamente nada en cuanto a guión, desarrollo y escenas se trata. Es una cinta que no innova nada en lo más mínimo, que carece bastante de originalidad pero que a pesar de todo eso se disfruta a concho y te entrega un alto contenido de sangre y gore hasta por doquier de forma sublime y lo mejor, es que somos muy afortunados de poder ver un espectáculo de éste calibre en pantalla grande. Todo un festín gore de lo más gamberro y salvaje que hasta ahora ningún film se atrevió ni logró mostrar durante los últimos 13 años, que sin lugar a dudas será recordada y comentada en grande tal cual lo han hecho hasta ahora con la original de Sam Raimi hace varios años, de la cual está basada. Yo aconsejo que si realmente la quieren disfrutar y pasar una de las experiencias más maravillosas que te puede regalar éste género que tanto amamos, pues olvídate que es un remake y anda al cine con la mentalidad de que no es más que una reinvención del clásico de horror (tal como dice su eslogan  que nos lo deja bien claro “una NUEVA VERSIÓN del clásico de horror”).

¿Y resulta ser la experiencia más aterradora que vas vivir? Mmm… pues “en partes” sí que lo es. 

                                      AQUÍ LES DEJO SU GENIAL TRÁILER:

jueves, 28 de marzo de 2013

CRÍTICA: COME OUT AND PLAY (2012)




Título: Come Out And Play.
Dirigido por: Makinov.
Escrito por: Makinov.
Año: 2012
País: México.
Reparto: Vinesa Shaw, Ebon Moos-Bachrach, Daniel Giménez Cacho.
Género: Horror, thriller, crimen, suspense, misterio.
Puntuación: 6,9/10

CRÍTICA: Remakes, remakes y remakes. Tal como dije hace un buen tiempo (el año pasado) en una crítica, me declaro un amante de los remakes, versiones modernas, o reinvenciones como le quieran llamar. La mayoría de los seguidores del Horror le tienen tremenda fobia (por decirlo de alguna manera) cuando oyen la palabra remake y de cuando se está realizando uno. Pues a mí me sucede absolutamente lo contrario al respecto de este tema, me fascinan y creo que a falta de ideas nada más se puede pedir para hoy en día. Pero en fin, como esta crítica supone mi “gran” regreso a mi querido blog y a todos mis queridos y grandes seguidores, no los voy a aburrir con historia personales que no les interesan.  Así que vamos con lo que si interesa.

A principios del año pasado se anunció que estaba en marcha un nuevo remake, el cual era nada menos que el de la gran película española de culto/clásico “¿Quién puede matar a un niño? (A.K.A “Who Can Kill a Child?” de 1976 ). Rápidamente comenzaron los comentarios en la web sobre que era innecesario  realizar una  “nueva versión” de una de las películas de horror más importantes estrenada en los 70. Yo como siempre, me emocioné bastante y esperé tranquilamente a nuevas noticias sobre la película, hasta el punto que con tantas películas el tiempo se me pasó volando, y fue el pasado mes de Diciembre cuando se estrenó el tráiler y supe que su título sería “Come Out And Play”. Visto y digerido aquel  simplón tráiler, no esperaba más para ver éste desapercibido remake.

Dirigida por un muuuuuy desconocido director debutante llamado Makinov, “Come Out And Play” termina siendo una de esas películas que se tornan extremadamente interesantes y llamativas, que a su misma vez, no pasaran a la historia de los remakes pero si vagamente recordada por su hermosa y peculiar forma de estar rodada. Y con eso me refiero a que este desconocidísimo Makinov es un puto genio, no me queda otra que reconocer su espectacular trabajo, porque como muy pocos saben  este hombre no solo dirigió, él hizo absolutamente TODO y sin ayuda de nadie. Creo el BSO, se encargó de la fotografía, del guión, del manejo de cámara, en fin TODO. Es por eso que ya sabiendo todo eso yo me paro a aplaudir con fuerza su arduo, apasionado y fascinante trabajo.

La cinta comienza de forma casual, de inmediato presentando a su protagonista y mostrándonos su historia (aunque tratándose de un remake poco queda al juego de la duda/adivinanza). Y con unos extremadamente sencillos pero geniales créditos iniciales, la película toma de manera fuerte el interés del espectador justo cuando  se entra al suspense y pilar de la trama el cual es el punto que más esperamos ver. Y es que Makinov sabe a la perfección como introducir intriga y misterio total a escenas simples que no aburren ni se hacen eternas, sino todo lo contrario. Tanto es el suspense que se siente en cada toma y dialogo, tanta la credibilidad en las actuaciones por parte de sus dos protagonistas, que no nos damos cuenta cuando el metraje ya está a punto de finalizar.

Makinov filma escenas calcadas a las que tiene la cinta de Narciso Ibáñes Serrador, pero aun así Makinov le da un aire exquisitamente fresco y alternativo que a pesar de que nosotros sepamos el camino qué tomará  y cuál será el final (hablo de los que han visto la original) su resultado final es muy distinto a lo que fue y a lo que sigue entregando el producto original de 1976. Si hasta me atrevo a decir que con esta se pasa un mal rollo increíble, lo que la original no logra transmitir con mucha fuerza. Sin dejar de mencionar que a mitad de metraje el multifacético Makinov hace un pequeño cambio en el guión (al menos así lo vi yo) que no se espera mucho,  el cual hace que su desarrollo se enriquezca hasta cuando se llega a un final un tanto rebuscado con pinzas que de alguna u otra manera nos deja más que satisfechos.

En el reparto tenemos a Vinesa Shaw (muchos la recordarán por haber estado en el remake de “The Hills Have Eyes” 2006) quien interpreta muy bien a beth, una mujer embaraza de la cual no sabemos mucho pero que aun así simpatiza y se conecta con el público, gracias a la siempre correcta Shaw. Por otro lado tenemos al actor Ebon Moos-Bachrach que al igual que Shaw, está correcto en su papel logrando entregar muchísima angustia y desesperación a la hora de la acción. También tenemos una  breve aparición del actor español Daniel Giménez Cacho, quien a pesar de no tener mucha importancia, le da un pequeño toque de “distracción” a la cinta. Y por último los niños, todos magníficos pero se destacan los dos que son los “lideres”, y uf uf uf genuinamente sublime.

En el apartado técnico no nos encontramos con nada exuberante, nada que no hayamos visto antes, todo es tan sencillo que llega a impresionar lo bien logrado que está todo. Makinov recrea una fotografía donde se centra el azul y amarillo, quedando muy acorde con la historia y con cada situación que se muestra. En todo momento se siente la tormentosa claustrofobia que se puede llegar a sentir al estar en un lugar que está completamente al aire libre (en este caso una isla). Acá no hay CGI, los efectos que se encuentran son artesanales y lo demás son llevados a cabos con el eficaz juego de cámara de Makinov. Hay bastante litros de sangre que se pueden apreciar y que son utilizados con elegancia. La banda sonora que si bien tampoco nada del otro mundo, sigue a paso cercanos las escenas y se hace agradable de escuchar con esos típicos pero tan bien recibidos tonos de perturbación.

En conclusión, “Come Out And Play” resultó ser mucho más de lo que tenía pensado, es un remake decente que logra con creces su cometido sin intención de ser algo más. Una excelente versión para la nueva generación que sigue esto llamado género de Horror. Una película inquietante, con escenas muy perturbadoras y sangrientas (y lo digo más por el tema en sí de cuál trata), donde vemos a unos “inocentes” niños asesinar fría y cruelmente a sus propios padres sin una razón alguna. Makinov con tan poquito en sus manos hace que esta película te saque una sonrisa, que tenga su digno puesto entre nuestra colección y un visionado obligado por parte de todos nosotros. Al terminar realmente te deja pensando, te introduce en la situación llevándote a preguntar la famosa pregunta “¿Quién puede matar a un niño?”, ¿Es esto sólo un juego de niños? Muy recomendable niñ@s.

Y para finalizar esta crítica, decirles que con esta interesante película de horror he regresado al blog mis queridos amigos, los extrañé bastante a todos. Sé que no es mi mejor crítica, ni tampoco merecedora para regresar, pero bueno, les dejo un abrazo a todos y espero que les guste, me siento bien y feliz con volver a esta, mi casa (que también es de ustedes por supuesto) para aportar un granito de arena con mi humilde opinión sobre cintas del género que tanto nos gusta y disfrutamos día a día. Y como dato (es que me encanta entregarles pequeños datos) les digo que la película es mexicana, fue completamente filmada en México, está hablada en un 80% en español y el otro 20% en inglés ya que sus actores principales son americanos.  No hay subtítulos y no los necesitan así que ya saben a qué me refiero con eso ¿no?. ¡ BÚSQUENLA!.

                                                 AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:

domingo, 17 de febrero de 2013

PRIMER PÓSTER Y NUEVO TRÁILER PARA "COME OUT AND PLAY" REMAKE

El próximo 22 de marzo se estrena de forma limitada en los cines de Estados Unidos, el remake de ¿Quién puede matar a un niño?, titulado Come Out And Play y dirigido por Makinov. La película no tiene fecha para el resto de países, aunque algunos pudieron verlo en le pasado Festival de Sitges de España.

Beth (Vinessa Shaw) y Francis (Ebon Moss-Bachrach), una joven pareja que espera su primer hijo, disfrutan en México de una escapada romántica, donde alquilan un barco para visitar una idílica isla en la costa. Todo parece perfecto, una playa bañada por el sol, niños jugando y riendo en el muelle... pero a medida que se abren camino a través del costero pueblo de la isla, una extraña atmósfera les invade, teniendo la sensación de ser observado y escuchando por todos lados el sonido de la risa de los niños. No hay adultos... y algo terrible pasa con los niños.


                                              AQUÍ LES DEJO EL TRAILER:
                      

NUEVO PÓSTER, TRÁILER Y CUATRO BRUTALES CLIPS DEL REMAKE DE "MANIAC"

Mientras varios países siguen en la espera de saber algunas fechas de estreno para ver el aclamado remake de "Maniac" -cosa que Inglaterra tendrá el privilegio de ver el próximo 15 de Marzo- se estrena un nuevo póster (UK), un genial nuevo tráiler y cuatro brutales clips de este tan esperado remake por los fans del género.

Escrita y producida por Alexandre Aja, con Franck Khalfoun como director, Maniac nos cuenta como un perturbado mental (Elijah Wood) siente una terrible obsesión por los maniquíes y recorre las calles de Nueva York asesinando a mujeres.



























                                        AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:
                       

                                      AQUÍ LES DEJO LOS 4 BRUTALES CLIPS:
                      
                     
                     
                     

"EVIL DEAD" REMAKE ESTRENA TRÁILER FINAL EN ESPAÑOL Y ADELANTA SU ESTRENO EN EE.UU Y ESPAÑA.

El tan esperado remake del clásico de los 80's  ha confirmado nuevas fecha de estreno para Los  Estados Unidos y España; la fecha publicada es el 5 de Abril un mes antes de la fecha anterior confirmada. Y como han dicho, para celebrar esta noticia, Sony Pictures ha sacado el trailer final en español que ha publicado Sony Pictures (el doblaje no le favorece en nada a la película). Dirigida por Federico Álvarez con Sam Raimi y Bruce Campbell de productores.

La película nos mostrara a 5 amigos que se alojan en una cabaña de Tenessee para así ayudar a una de los amigos que se encuentra en rehabilitación por drogas. Estar sin sus drogas la convierten en una persona agresiva, lo que llevara a sus amigos a no darse cuenta de que en realidad esta poseída por demonios que fueron desatados al leer el Necromicon...

                                        AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:
                   

TRÁILER, PÓSTER Y DOS TV-SPOT PARA "THE CALL" UN NUEVO THRILLER DE SECUESTROS

El próximo 15 de Marzo se estrena en las pantallas estadounidenses la nueva película de Brad Anderson, titulada "The Call". La cinta que encaja en el genero thriller de suspendo, está protagonizada por Halle Berry, Michael Eklund, Justina Machado, Abigail Breslin, Tara Platt, Evie Thompson, David Otunga, Michael Imperioli, Morris Chestnut y Michael Linstroth. Con ellos ya se ha publicado póster, tráiler y un tv-spot oficial de la película.

Berry interpreta a una operadora de una línea de emergencia, que ha de enfrentarse a un asesino que se cruzó en su camino en el pasado para de este modo salvar la vida de una joven.


                                          AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:
                    

                                          AQUÍ LES DEJO LOS DOS TV-SPOT:
                     
                    

TRÁILER Y NUEVO PÓSTER PARA "HANNIBAL" LA SERIE

La NBC acaba de publicar el primer tráiler y un nuevo póster oficial de la serie “Hannibal”, una nueva versión del personaje creado por Thomas Harris esta vez llevado a la televisión, que comienza a emitirse en USA el próximo 4 de Abril.

Numerosas chicas jóvenes han desaparecido sin dejar ni rastro. Sus cuerpos no han sido hallados por lo que todavía hay esperanza de encontrarlas, hasta que el FBI descubre que el motivo de no encontrarlas es porque alguien se las ha comido.


                                          AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:
                    
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...