miércoles, 12 de junio de 2013

CRÍTICA: KILL LIST (2011)



Título: Kill List.
Dirigido por: Ben Wheatley.
Escrito por: Amy Jump, Ben Wheatley.
Año: 2011.
País: Reino Unido.
Género: Thriller, Crimen, Horror, Suspenso, Misterio.
Reparto: Neil Maskell, MyAnna Buring, Harry Simpson.
Valoración: 7,5/10.

Sinopsis: Ocho meses después de un desastroso trabajo en Kiev que le dejó cicatrices físicas y psicológicas, Jay, un ex-soldado convertido en asesino a sueldo, es presionado por su compañero Gal para aceptar una nueva misión. A medida que se adentra en el oscuro e inquietante mundo de su nuevo encargo, el miedo y la paranoia se apoderan de él y le sumergen en el mismísimo corazón de las tinieblas.

CRÍTICA: Fin de semana con mi mamá (Sábado 1 de Junio) y nada menos decidí ver un par de películas -algunas ya vista por mí y otras no- del género con ella. La cosa es que es después de haber pasado un agradable sábado con cuatro películas entre ellas la exquisita y brutal “I Spit On Your Grave” – 2010, llegó un domingo con muchas sorpresas, y de las buenas. Sí mis queridos(as) amigos(as) porque al finalizar el día tras ver tres películas de un tirón, la última que seleccioné para ver fue “Kill List”. Película británica que compré a fines del 2012 (por ahí por Diciembre si mal no recuerdo) y de la cual jamás me interesé en ver hasta ese fin de semana, que después de tener unos pequeños y pesados problemas con la alabada por los fans del género “God Bless America” (sigo sin verla) en su reemplazo elegí “Kill List”. Decirles que no sabía mucho sobre esta película ni siquiera de que trataba, mi poco interés parte por la leve y estúpida confusión de no saber si era un thriller, slasher, drama de crimen etc. Incluso antes de ponerle play decidimos ver el tráiler y tras verlo yo y mi mamá nos quedamos mirando con cara de “esta será media aburrida pero qué más da, a verla!”. Con cero expectativas, sueño y ya adelantándonos de que sería un bodrio para cerrar la noche le pusimos play igual.

Sin muchas intenciones de profundizar y dejando una que otra duda con respecto a sus personajes principales, “Kill List” parte como una película dramática donde nos muestran a un matrimonio con serios problemas de convivencia pero que al pasar los minutos nos vamos enterando de un par de cosas que la transforman en la típica historia criminal digna de una película protagoniza por el mismísimo Denzel Washington o Michael Madsen.  Admito que los primeros 20 minutos fueron de bastante risa al ver la peculiar relación que tiene este matrimonio (que cause risa es algo un tanto extraño pero los ingleses suelen introducir siempre esa chispa en cada una de sus películas y es eso lo que destaca mucho a cada film que nos estregan ya sea del género o no) las peleas de este matrimonio se tornaban bastante tragicómicas. Los infinitos gritos iban y venían, las cosas de la casa salían disparadas por todo lados, sólo faltaba llegar a un par golpes pero al final eso no sucedía y estos terminaban abrazándose como si nada hubiese pasado, he ahí lo “tragicómico” (destaco la fascinante escena de la cena). En fin, pasan los minutos y poco a poco “Kill List” va dejando completamente de lado ese aire dramático para tomar un camino oscuro, grotesco y brutal que se hará difícil y fuerte de ver.

Ben (director) tiene cero problemas a la hora de filmar secuencias sangrientas con una violencia explícita que te hace sentir extremadamente incómodo y con deseos de pasar rápido a la siguiente escena. Sí, porque Ben entrega demasiado realismo y frialdad en sus tomas, su forma de dirigir es magistral y cada escena está acompañada de unos planos jodidamente perfectos y acertados con los cuales logra impactarnos a través de situaciones sencillas que se tornan insoportables y eternas (en el buen sentido, claro). Tampoco quiero que mal interpreten lo que acabo de comentarles, porque en “Kill List” no nos encontraremos con ese típico festín “gore” exagerado y poco creíble que solemos ver en “Hatchet” o “The Texas Chainsaw Massacre” (por nombrar algunas). La visión que no muestra Ben en su película es de una violencia humana, sádica y fría pero por sobre todo, realista a más no poder, consiguiendo transmitir dolor y desesperación en escenas que no son para nada originales pero que Ben las trata con tanta elegancia que el resultado es impresionante y eficaz. Todo al más puro estilo británico que no siempre tenemos la oportunidad de deleitarnos siendo este uno de los tantos aspectos que hacen de “Kill list” una experiencia muy perturbadora.

Otro punto que me gustaría mencionar es que para mí “Kill List” tiene un aire que hace recordar a las películas de los años 70’s y 80’s, sobre todo a la hora de metraje que es cuando notamos que está un tanto influenciada en películas como “The Wicker Man” o la muy amada/odiada “The Blair Wicht Project”. Es más, fueron estas dos películas las que se me vinieron a la cabeza al terminar de ver la película. Pero esto no quiere decir que “Kill List” tenga una historia similar a las películas mencionadas, para nada, Incluso me atrevo a decir que es mucho mejor a estas dos y a tantas otras del mismo estilo. Creo que Ben siempre tuvo sus ideas bastante claras y también de lo que quería conseguir al rodar “Kill List”, dejar al espectador con ciertas dudas y manipulando en todo momento los puntos de vista que cada espectador tiene con el desarrollo que va tomando la historia. Sí, porque cuando creemos que la cinta de Ben no irá más allá de lo que nos ha mostrado, es ahí cuando el guión se torna impredecible y la trama cambia de una historia “crimen/violencia” a una historia “Grotesca/Satánica”. Este no es el único cambio que se produce en la cinta, no porque si “Kill List” comenzó como un drama de crimen violento, Ben hace que termine como un thriller de horror cargado de misterio.

En los 20 minutos que restan de metraje suceden cosas inesperadas que le dan una vuelta de tuerca a la historia que ya nos estábamos acostumbrando ver y  créanme que esto nadie lo esperaba. Una de las cosas que destaca a “Kill List” es precisamente lo mencionado y fue eso lo que me encantó e hizo que ganara infinitos puntos. Mientras que la película avanzaba, esta te sorprende con pequeños detalles que no necesitan  de un gran o exuberante giro para seguir captando tu atención y catalogarla con una cinta “inteligente”, ya que el film de Ben Maskell ya es lo suficientemente  inteligente, astuto y perturbador desde el minuto en que nos muestran esos extraños y brillantes 15 minutos iniciales. El tramo final es sublime, es la guinda de la torta que disfruté y el cual me dejó de muy mal cuerpo; agobiado, desconcertado y hasta angustiado, sí, porque el desenlace de la trama es tan chocante e impactante que nos deja a uno como espectador, en blanco haciéndote sentir el horrible dolor del protagonista y una impotencia tan grande de saber que todo lo que vimos anteriormente ha sido realizado en vano y sin sentido alguno. Este es uno de esos finales que al ser tan cruel e injusto no lo disfrutas del todo y en su lugar te deja inquietado con esa sensación exquisita que pocas veces logras sentir en una película. 

El reparto de “Kill List” es increíble, una auténtica maravilla donde logran actuaciones perfectas, desgarradoras y asombrosas. Todos los personajes están interpretados con mucha pasión y una dedicación absoluta, el nivel de interpretación al que se someten y el realismo por parte de los tres actores principales traspasa la pantalla haciéndote olvidar que estás viendo solo una "película". Su protagonista, el actor Neil Maskell quien interpreta a Jay, se luce con una actuación soberbia, desquiciada y muy perra. Su personaje es complicado de describir porque hablamos de un hombre con una personalidad extraña con frecuentes cambios a lo largo del film, cambios que impactan pasando de ver a un hombre de familia aproblemado a un asesino sin temor ni sentimientos. Por otro lado tenemos al actor Michael Smiley quien interpreta a Gal, el mejor amigo de Jay. Michael también se luce y desde que aparece en pantalla le tomamos un fuerte cariño aportando mucho carisma, su relación con Jay es todo un drama psicológico que se disfruta. Y por último está la actriz MyAnna Buring a quien vimos en “The Descent” 2005, ésta interpreta a Shel la posesiva esposa de Jay. Personalmente pienso que Buring se manda el papelón de toda su carrera hasta ahora, con un personaje potente y especial que cada vez que entra a escena deja la grande.

Su factura técnica no da para destacar y tampoco es algo a lo cual le prestaremos demasiada atención a la hora de visionar la película. Las localizaciones escogidas son decentes muy acorde con la trama y las situaciones que se presentan, al igual que la fotografía que a pesar de no ser la gran cosa está muy cuidada. Si hago una mención especial a la fotografía que se ve en los últimos 20 minutos donde se muestra un ambiente diferente (y más disfrutable) que en su comienzo. En cuanto a efectos especiales no hay, sólo unos excelentes juegos de cámara utilizados en las escenas de mayor violencia que gracias a eso consiguen unos resultados fascinantes inquietando lo suficiente. El guión no es original pero tampoco cuenta con uno de esos argumentos trillados como para predecir la historia a los primeros 15 minutos. Giros no hay pero si cambio de género que hace de este guión; astuto, oscuro y en varias ocasiones, inteligente. La banda sonora me gustó a pesar de no ser memorable, el hecho de no abusar y no utilizar esos pesados “sonidos fuertes” hacen que se gane mi aprecio, incluso hay escenas en donde no hay música y solo podemos oír la respiración de los protagonista y/o también un silencio que acapara a la perfección la tensión que se está mostrando al punto de darle aun más realismo.


En conclusión “Kill List” es una de esas películas que dejan cicatriz para ser siempre recordadas y recomendadas con el pasar de los años, de visionado obligado para todos aquellos amantes de este tipo de películas que personalmente cuesta demasiado catalogarla con un sólo género,  porque al verla te das cuenta que no solo se trata de sustos y sangre fácil, sino que de buen contenido que requiere más de un subgénero logrando un resultado maravilloso. Acá la violencia está más que justiciada no es para nada gratuita como nos lo hace pensar el director en varias ocasiones al evitar profundizar en ciertos aspectos del guión, que aun así, si se le presta la mayor atención nos vamos a dar cuenta que esas ciertas “lagunas” de la trama no son realmente preguntas sin respuestas. En fin, no sé si aquel día andaba muy sensible pero “Kill List” me dejó plop, como dije antes, una pieza genuinamente aterradora, extremadamente perturbadora y cruda. Jamás se me pasó por la cabeza que me iba a dejar mal tanto física como psicológicamente, una espectacular sorpresa que se lleva el enorme reconocimiento como una de las mejores películas del 2012. Ahora me doy cuenta que a veces las mayores sorpresas del cine están donde menos lo pensamos y “Kill List” es sin lugar a dudas uno de los mejores films británicos que he visto. Ahora a Ben Wheatley le sigo los pasos y me voy rajado a ver su nueva película, la comedia negra "Sightseer" recomendada por mi querida amiga Misterror.

PD: Kill List es una película que no TODOS sabrán entender ni llevarle el ritmo a lo que nos desea mostrar su director, pocos son los que la entienden por lo que no doy por hecho que después de leer esta crítica sientan lo que sentí yo (para lo que no la han visto, claro).

                                         AQUÍ LES DEJO EL TRÁILER:

11 comentarios:

  1. Me encantó la critica, es una buenísima película.

    ResponderEliminar
  2. Me engañaste como a un niño. Me dijiste que era recomendable y es un bodrio.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente no la entendiste en absoluto. Se ve q estas muy acostumbrado al trillado y decandente cine yankie. En fin, ojala supieras apreciar el buen cine. Suerte con eso.

      Eliminar
  3. Se puede ver pero el final me hizo recordar a la polémica serbian film

    ResponderEliminar
  4. BASURA. Repito, BASURA de película. Esa es mi opinión.

    ResponderEliminar
  5. perturbadora, inusual, moviliza y espanta. No es para cualquiera, actuaciones de 10.

    ResponderEliminar
  6. Del uno al diez, le pongo un 7 y bien gracias. En vez de dejarme impactado, me dio x los huevos el final...pero bue, a la esposa de Jay le doy hasta que Messi salga campeon del mundo.
    Gracias I-Sat, feliz añooo a todos

    ResponderEliminar
  7. A mi me ha gustado mucho. Sin embargo he de decir que lei tu critica porque estaba buscando alguna explicacion de la pelicula. Ya sabes... por el final un poco abierto y extraño xD qué opinas tú? no he encontrado ninguna interpretacion en español

    ResponderEliminar
  8. Rendida ante esta película que me impactó desde el principio hasta el final, desconcertante en sus giros, me dejó inquieta, revuelta. De acuerdo con tu crítica, por cierto, el primer párrafo es idéntico a uno que leí en You Tube acompañando el trailer...eres tu o te plagiaron?

    ResponderEliminar
  9. Honestamente no le terminé de coger el gusto a esta película.
    Esperaba algo más. 5/10.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...